Cielo nublado
25°
El mundo

La justicia italiana refuerza a los rescatistas y otro buque reclama desembarcar

1024 576

La publicación del informe del fiscal italiano que ordenó el desembarco del buque de la ONG española Pro Activa Open Arms reforzó a los rescatistas frente a los gobiernos europeos.

La Rioja POST
La Rioja POST
http://www.grupopost.com/nota/31657-la-justicia-italiana-refuerza-a-los-rescatistas-y-otro-buque-reclama-desembarcar?p=lr
La justicia italiana refuerza a los rescatistas y otro buque reclama desembarcar
Migrantes y refugiados en el Mediterráneo
Jue 22 de agosto de 2019


Para la justicia italiana, la labor del Open Arms, que salvó a 163 náufragos en su última misión de rescate frente a las costas de Libia, se ajusta al derecho internacional, ya que la ONG estaba obligada a socorrer a los náufragos. 

En cambio, el accionar de los gobiernos de Italia, Malta y España, los países implicados en la crisis que mantuvo al barco humanitario 19 días a la deriva, fue contraria a la ley. 

El informe del fiscal de Agrigento, Sicilia, que forzó el desembarco en la isla de Lampedusa de los 83 migrantes que permanecían en el Open Arms, también respalda a los rescatistas españoles ante una eventual multa del gobierno español, que amenazó con sancionarlos con casi un millón de euros por haber realizado labores de salvamento para las que en teoría no tenían permiso.

"Realizar labores de rescate, es obligación de todo barco que esté cerca de unos náufragos", señala el fiscal.

"Para los que tengan alguna duda sobre los ´permisos para rescatar´ del Open Armas", escribió el fundador de la ONG, Oscar Camps, en Twitter, acompañando la publicación del artículo del diario español El Mundo que revela el contenido del documento de la fiscalía italiana. 

En ese documento, el fiscal explica con detalle los eventos que se sucedieron desde que el Open Arms hizo su primer rescate, el 1 de agosto pasado, hasta que terminó desembarcando a 83 personas en Lampedusa el pasado martes, luego de 19 días de espera.

El Ministerio Público italiano indica que el Artículo 98 de la Convención UNCLOS de la ONU -la fuente por antonomasia del Derecho Internacional del Mar-, asegura que "cada Estado"- en este caso España- "tiene que exigir que el comandante de un barco que lleva su bandera" -el Open Arms- "ofrezca salvamento lo antes posible a cualquier persona que se encuentre en peligro de vida en el mar".

Asimismo, "los Estados ribereños" -como son Malta e Italia- tienen que "colaborar" con otros Estados, según la legislación internacional.

El vicepremier y ministro del Interior, Matteo Salvini, principal impulsor de la política xenófoba de puertos cerrados de la UE, se resistió al desembarco incluso cuando una resolución judicial previa ya había dado la razón al Open Arms.

El gobierno español, por su parte, estuvo al tanto de todo lo que ocurría en el Open Arms desde el primer rescate, pero intervino recién sobre el final de la crisis enviando un buque de la Armada a buscar a los inmigrantes, justo cuando se ordenó el desembarco.

El buque de bandera noruega Ocean Vikings, que lleva 13 días navegando en aguas internacionales y ayer alertó de una "emergencia psicológica" a bordo, ya fue rechazado por las autoridades de Malta, mientras Italia ni siquiera respondió a su requerimiento, según Médicos Sin Fronteras y SOS Mediterranée, las ONGs a cargo de la embarcación.

El gobierno francés dijo que estaba dispuesto a acoger a una parte "importante de los migrantes" a bordo del Ocean Vikings, aunque insistió en que el navío debe desembarcar en el puerto más próximo.

A diferencia del gran activismo desplegado especialmente en las redes sociales por la ONG española en su enfrentamiento con el gobierno de Salvini, el Ocean Viking llevan a cabo una estrategia más discreta con la que busca presionar a Bruselas para que de una respuesta diplomática a escala europea.

Télam

visitas
¿Te gusto? Compartila

Temas de la nota

Comentarios
Comentarios
Los autores de los comentarios se hacen por completo responsables de los mismos. Al ser responsabilidad exclusiva de los autores, la empresa queda eximida de afrontar sanciones derivadas del contenido de los comentarios. El usuario que publique comentarios injuriantes o insultantes recibirá la inhabilitación de parte de la empresa para volver a comentar. La publicación de un comentario implica el previo conocimiento de estas advertencias.
También te puede interesar
Las tapas de los diarios de hoy